Turismo morboso!!

6

Posteado por: GaTo Y RenGo | Tags: , , | A la hora: 7:03 p. m.


Si asi como suena...turismo morboso, es el nuevo sistema para irse de vacaciones o a desenchufarse...jaja.Una agencia organiza viajes por las zonas devastadas por el tsunami..por ejemplo, es solo uno de los tanto.

Veamos un poco del articulo que encontramos:


"Los turistas de aflicción, como también son conocidos, buscan los lugares marcados por la tragedia y son asiduos a zonas catastróficas y casas de los horrores. Algunos de sus tours vienen marcados por la Historia (Austwich, Mauthausen, la Zona Cero o Hiroshima) y otros por la muerte de un personaje famoso (como la tumba de Jim Morrison, la casa de Marilyn Monroe o el Dearly Departed Tour -una visita guiada por el lecho de muerte de los famosos de Hollywood-).

Sin embargo, hay una parte aún más oscura dentro del turismo negro; aquélla de la que intenta refugiarse Natascha y que últimamente está especialmente de moda: los turistas que visitan las casas sacudidas por la tragedia, las zonas afectadas por las catástrofes naturales o los lugares que albergan crímenes sin resolver. El conocido como el turismo del morbo."

Aqui algunos de los destinos que usted y su familia morbosa puede disfrutar:

Amstetten. Es el último destino que entra dentro de este paquete turístico. Los turistas acuden en masa para ver la casa en cuyo sótano permaneció encerrada durante 24 años Elisabeth Fritzl. A diario llegan turistas de Hungría y Alemania que se hacen fotos delante del domicilio familiar, pese a que éste está vigilado por la Policía austriaca las 24 horas del día.

Praia da Luz. El caso de Madeleine McCann sigue sin estar resuelto un año después de que la pequeña desapareciera de un complejo turístico del Algarve, en Portugal. No obstante, el dolor de los McCann no es óbice para que los turistas se organicen tours improvisados por los lugares clave de la investigación, como el complejo turístico o la playa por la que pasearon los padres de Maddie. Los visitantes son, principalmente, portugueses, pero también hay españoles y británicos.

Phuket. Tras el tsunami que arrasó el sudeste asiático, muchas agencias se negaron a renunciar al filón turístico que suponía la zona antes de la catástrofe y cambiaron la oferta: la agencia tailandesa World Class On Tour organizó un paquete turístico que llevaba a los visitantes por el resort Khao Lak (que quedó en ruinas) y por un templo que se empleó de depósito de cadáveres, todo ello por 42 euros (el tour incluía dos noches de alojamiento). Además, los turistas podían comprar fotos de cadáveres y camisetas conmemorativas del maremoto.

Nueva Orleans. En 2005, el huracán Katrina arrasó toda Nueva Orleans. Dos años después, aunque muchas familias de las que se habían marchado no habían podido volver aún a sus casas, los turistas llegaban a la ciudad estadounidense y posaban sonrientes frente a las casas derruidas y los carteles arrancados de los comercios.

Soham. Esta pequeña ciudad de Inglaterra se vio convulsionada en 2002 cuando dos niñas del pueblo, Jessica Chapman y Holly Wells, fueron secuestradas y asesinadas por Ian Kevin Huntley, que fue condenado a 40 años de cárcel. Días después de su muerte, los turistas, fundamentalmente británicos, llegaban a la localidad inglesa y merodeaban por los alrededores de la casa de las familias Wells y Chapman.

Puerto Hurraco. Hace algo menos de 18 años, esta pueblo pacense vivió uno de los crímenes más conocidos de las historia reciente de España. Dos hermanos la emprendieron contra los miembros de una misma familia y mataron a 9 personas. Ya entonces aparecieron numerosos turistas, de visita a la conocida como España profunda. En 2004, el estreno de El séptimo día, una película que basada en la masacre, llevó de nuevo a los visitantes a la localidad extremeña.

Alcàsser. El asesinato de Miriam, Toñi y Desirée mantuvo en vilo a gran parte del país durante años. Alcàsser, el pequeño pueblo valenciano en el que sucedió la tragedia, ha visto cómo los turistas peregrinan desde 1992 a su cementerio, en el que hay una estatua que recuerda a las tres jóvenes fallecidas.